lunes, 6 de marzo de 2017

Este 8 de Marzo, las mujeres paramos

Muchos hombres y mujeres no entienden el porque del feminismo o de adherirse a esta forma de pensar y actuar. Y es que hay muchos discursos negativos y desinteresados recorriendo las redes sociales y algunos medios masivos de comunicación cuando hablan de feminismo. Algunos de ellos y los comentarios agresivos en contra del feminismo y sobre todo hacia las feministas por parte de usuarios, han logrado su cometido: que muchas personas sientan miedo, odio y estén desinformados. Este discurso de desprestigio nos envuelve sin que si quiera nos demos cuenta, hasta llegar al punto del desinterés personal o de reproducir estas maneras monopólicas de pensamiento. Aceptar y reconocer algo que hemos venido haciendo e imitando toda la vida, no es sencillo ya que en la mayoría de los casos nadie nos habla desde la necesidad de hacer las cosas  equitativas, mucho menos desde el feminismo, en el mejor de los casos, se habla de no golpear a las mujeres (siempre y cuando ellas se den a respetar) como única forma de respeto hacia ellas, pero jamás se pondrían en duda los roles preexistentes de quien se encarga de lavar, planchar y cuidar a los hijos y enfermos y de a quien le corresponde proveer, ser fuerte y demostrar su masculinidad continuamente. (Lee más en: "Soy papá y quiero ser feminista" http://terceravia.mx/2017/03/papa-quiero-feminista/ )



Es por esto que en 54 países (incluido México), se está organizando el Paro Internacional de Mujeres: una huelga de mujeres alrededor del mundo. Este paro de empleo, cuidados y consumo está programado para el Miércoles 8 de Marzo, día en que se conmemora el día internacional de la mujer y cuyo origen está ligado a la lucha por los derechos laborales de las mujeres.

La mayoría de las mujeres además de trabajar fuera de casa, desempeñamos la mayor parte del trabajo del hogar en condiciones inequitativas, sin sueldo y en la mayoría del casos sin reconocimiento. No solo se trata de que las mujeres nos abstengamos de ir a nuestros centros de trabajo y de comprar, sino también de cuidar a otros (las labores domésticas y de cuidado representan el 24.2% del PIB –más que las actividades, de comercio, manufactureras y educativas- INEGI), por lo que un paro masivo de mujeres supondría un fuerte golpe al sistema.

En México, las mujeres trabajamos en total 20.6% más horas que los hombres considerando el trabajo dentro y fuera del hogar (INEGI). Específicamente en el hogar, las mujeres trabajamos más de 3 veces de lo que lo hacen los hombres (mujeres: 1,969 millones de horas / hombres: 587 millones de horas). El trabajo NO remunerado en el hogar, absorbe el 65% del tiempo de las mujeres, además de ser labores que no generan ningún ingreso económico ni incluyen protección ni prestaciones laborales.

Al mismo tiempo que por medio del paro internacional se exige una vida más justa, más libre y más equitativa, uno de sus propósitos es llamar la atención a esta situación y cambiarla, fomentando el reparto equitativo de las labores en casa y repensando los modelos sociales de cuidado.

Otro objetivo es el de denunciar la discriminación que las mujeres recibimos en nuestros empleos (como la pérdida de trabajo por embarazo; el acoso en el empleo en todas sus variantes, incluido el acoso sexual; la brecha salarial (que llega a ser del 29%); la exclusión laboral que viven las mujeres trans, las mujeres indígenas y las mujeres que viven con alguna discapacidad).



Esto es serio, las mujeres del mundo, estamos hartas de la violencia física, económica, verbal y/o moral dirigida contra nosotras. Exigimos que nuestros gobiernos dejen de usar insultos misóginos y empiecen a tomar medidas reales para resolver numerosos problemas relacionados con nuestra seguridad, acceso gratuito a la atención médica, incluyendo los derechos reproductivos, el establecimiento de sanciones legales a criminales en casos de violación, violencia en el hogar y de todo tipo de crimen de género que sufrimos cada vez más, así como el cumplimiento de la secularización de nuestros Estados. Exigimos, gobernadores de nuestros países, que sean maduros y aborden los problemas del mundo de una manera directa, pacífica y sin daño a nosotras. 

Las mujeres del mundo, somos solidarias y estamos unidas para defender nuestros derechos humanos. Constituimos más de la mitad de la población del mundo y sabemos que el poder está en nuestras manos.

Si eres mujer, elige la manera en que quieres participar: para, habla, difunde, conscientiza, publica, marcha, organiza, reflexiona … siempre dando los motivos que nos mueven, no lo olvides, que tu voz se oiga.

Si eres hombre, participa. Queremos que nuestros hijos, nuestros maridos, nuestros padres, nuestros colegas y nuestros amigos estén con nosotras en esta lucha, así que elige que lugar vas a ocupar: hay varones que van a marchar, algunos están ya pensando en cada palabra que dicen y en cada acción que hacen, otros decidieron armar una guardería para que las mujeres puedan salir y otros que eligieron hacer talleres de reflexión con temas como la licencia de maternidad (3 meses) –vs- la licencia de paternidad (2 días), los micromachismos, la equidad en las tareas del hogar, el aborto, la violencia doméstica, los feminicidios, etc…Elige, participa, muévete.



PRONUNCIAMIENTO 

El 8M es un llamamiento al Paro Internacional de Mujeres que se realizará en cincuenta y cuatro países. 
Busca visibilizar y denunciar las violencias machistas que existen y se incrementan día a día. Así como el trabajo invisible no pagado que históricamente han realizado las mujeres.
Nosotras paramos porque es urgente dejar la indiferencia, este sistema nos está matando y nos violenta de muchas maneras todos los días. Es urgente romper las cadenas del silencio y sólo unidas lo vamos a lograr.
Nosotras paramos porque el mundo nos necesita vivas y gritando, el Estado capitalista patriarcal nos quiere muertas y en silencio.
Nosotras paramos para unirnos, para reconocernos, para dar voz a aquellas que no han podido estar.
Nosotras paramos porque somos muchas y muy diversas, porque estamos luchando por nosotras y porque podemos parar este mundo de la misma forma en que podemos hacerlo girar.
Nosotras paramos porque nos está matando la apatía e impunidad, porque sin nosotras el mundo no se mueve.
Nosotras paramos para nombrar a las ausentes que la violencia feminicida o la desaparición nos arrancó.
Nosotras paramos para decidir libremente sobre nuestros cuerpos.
Nosotras paramos para hacernos valer, y saber que no estamos solas.
Nosotras paramos para visibilizar la violencia hacia nosotras.
Nosotras paramos para que nuestra voz no sea callada, ni nuestros cuerpos mutilados, ni nuestras vidas coartadas.


¿CÓMO PROTESTAMOS?

Se sugiere una forma abierta de manifestación, recuerda que no es obligatorio, elige la(s) opción(es) que te venga(n) bien:

Paro total, paro en el trabajo o en las tareas domésticas y en los roles sociales como cuidadoras durante la jornada completa.
Paro de tiempo parcial parando la producción/trabajo por 1 o 2 horas.
En caso de que no puedas parar en tu trabajo: usa ropa negra o violeta, cintas o cualquier elemento que decidas de esos colores.
Boicotear las empresas que usan el sexismo en sus propagandas o en su enfoque hacia las trabajadoras.
Boicotear a misóginos locales (a ser elegidos por ti).
Cese de compras por la jornada.
Bloqueo de caminos y calles.
·Demostraciones, publicaciones, marchas 
Actos públicos de apostasía de la iglesia católica.
Instala un automensaje “fuera de oficina” y explica porque.



Encuentra toda la información relacionada con el paro en: http://parodemujeres.com/
Para obtener más información y apoyo, por favor, escribe a parodemujeres@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario